Tacícuaro, Jesús del Monte y El Reparo, listos para festejar a La Candelaria

0
1287

Las Tenencias de Tacícuaro y Jesús del Monte, además de la comunidad de El Reparo, alistan los manteles largos para celebrar a la Virgen de la Candelaria, y para lo cual han preparado actividades religiosas, así como jaripeos, bailes y verbena popular.

En Tacícuaro, la actividad central que engalana esta festividad  es la sagrada eucaristía a la Santísima Virgen María y la Presentación de Jesús en el Templo, en su advocación de la Virgen de la Candelaria, que a la par se festeja con jaripeos y al ritmo de la banda.

Donde se armará en grande, será en El Reparo, comunidad de Santiago Undameo, ahí serán tres días de fiesta que iniciarán el sábado 2 de febrero con la llegada de la banda, para luego dar paso a las confirmaciones y primeras comuniones que tendrán lugar a las 11:00 y 12:00 del día.

Mientras en las calles principales se colocará la feria con juegos mecánicos y verbena popular, por la tarde se armarán las jugadas entre toros y jinetes durante los tres días, a partir de las 4:00 de la tarde y con acceso gratuito.

Para el sábado serán los Toros Demoledores de Agustín García, contra los Jinetes Roedores de San Juan Tumbio, al son de la Banda Nueva Autentica, para por la noche disfrutar del bailazo a cargo de Generación 51.

El domingo, será a las 11:00 de la mañana cuando se dé la llegada de la banda Timbina de Guanajuato, mientras que a partir de las 4:00 salen al ruedo los toros de las Ganaderías Unidas de Santiago para enfrentarse al poderío de los Roedores de San Juan Tumbio.

A capa, lazo y jinete seguirá la fiesta el lunes 3 de febrero, cuando lleguen tres potentes ganaderías del Rancho la Lobera, Zenaida y San José, al ritmo de La impresiónate Banda Concepción y para lo cual se convoca a participar a todos los charros.

En Jesús del Monte, también se honra a La Candelaria con actividades religiosas, en las que se venera al niño Jesús, con quien recorren las viviendas y mientras la banda los fieles acompañan al niño en su regreso al Templo.