Reforestadas, al menos 20 has del Ejido de Jesús del Monte en esta temporada

0
1051

Aproximadamente 20 hectáreas del Ejido de Jesús del Monte se han podido atender con las jornadas de reforestación, que en esta temporada de lluvias han impulsado desde el gobierno del estado, municipal y a través de empresas, organizaciones y organismos diversos en la zona sur de Morelia, donde se prevé continúan estas acciones de recuperación de las zonas boscosas y en pro del medio ambiente.

En entrevista radiofónica para Tenencias, la otra voz de Morelia que conduce Leticia Florian, el comisariado ejidal de Jesús del Monte, José Austreberto Chávez López explicó que el ejido de esta Tenencia es uno de los más ricos en cuanto a extensión de bosque al contar con aproximadamente 300 hectáreas, que se han enfocado a conservar con campañas de siembra durante la temporada de lluvias.

Son 79 ejidatarios con apoyo de monteros, pobladores e inclusive algunos viveros y ahora de autoridades del gobierno, los que, indicó, participan en las distintas acciones de conservación de las distintas especies de pino, encino y madroño, entre otras, que provén de oxigeno y que además son fuente de trabajo para los habitantes, en específico con la producción de resina.

El comisariado ejidal señaló que las zonas con mayor afectación que se tienen por la tala ilegal y quema de bosques son Pico Azul, que se ubcia en la zona más alta, El Campanario y algunas otras, inclusos ya desaparecieron tal como lo es El Cerro El Gigante, La Manuelita, donde se hab avocado a la reforestación con el apoyo del gobierno que encabeza Silvano Aureoles Conejo y también el jefe de Tenencia, José Manuel Hernándes Elguero.

Precisó que en las zonas más altas, donde se ubican los mantos acuíferos, hay una torres contra incendios totalmente descuidada, que se busca rehabilitar ya que antes era desde donde se alertaba ante cualquier contingencia, ahora ya no se tiene y se han detectado intentos de establecer huertas de aguacate, las cuales el ejido no prevé ni quiere, y se requiere de vigilancia para evitar su establecimiento.

Se requiere también continuar con el acercamiento a las distintas dependencias para entrarle de lleno a la protección, y poder así recuperar las zonas de bosque, en cuya acción son fundamentales las torres de vigilancia.