Ni el COVID-19 detuvo a sacerdote en Capula y celebró el Domingo de Ramos

0
3789
Celebración del Domingo de Ramos en el Atrio de la Tenencia de Capula

Mientras que para evitar la propagación del COVID-19, hasta la Catedral de Morelia cerró sus puertas por primera vez desde hace 266 años en que fue edificada, en la Tenencia de Capula se hizo caso omiso a las recomendaciones de suspender las actividades religiosas y se efectúo la celebración del Domingo de Ramos.

La inconformidad de las personas no se hizo esperar al ver que en el atrio del templo se dieron cita al menos 100 personas para presenciar la celebración eucarística, pese a que desde finales de marzo la Arquidiócesis de Morelia, a través del arzobispo Carlos Garfías emitiera una misiva en la que se exhorta a los sacerdotes a celebrar las misas en privado y suspender las actividades de Semana Santa.

De igual forma, el Ayuntamiento emitió un documento dirigido a los jefes de Tenencia y encargados del Orden en el que informó que quedan estrictamente prohibidos todo tipo de eventos que conlleven la concentración de personas, con el objetivo de disminuir el riesgo de contagio por COVID-19 y para invitar a la población a resguardarse en su domicilio.

Es de señalar que Capula es una de las Tenencias con mayor arraigo religioso, de ahí que la celebración de Semana Santa y en específico el Viacrucis es de gran importancia para los fieles, sin embargo, en esta ocasión y atendiendo las indicaciones se determinó suspenderlo.