Inusual jornada en Teremendo, elijen a dos jefes de Tenencia

0
1014

Por primera vez en más de 100 años, este domingo se realizaron en Teremendo de Los Reyes dos elecciones para designar a nuevo jefe de Tenencia, una de manera tradicional y abajo el esquema de usos y costumbre a través de una asamblea y otra por medio de elecciones ordinarias, en la que tanto pobladores de la cabecera de la Tenencia como de las comunidades emitieron su voto.

Aunque desde días antes se advertía que sería una jornada tensa por la negativa a la instalación de casillas, por una parte y por la otra la demanda de que se les incluyera en la elección, este domingo no se suscitaron confrontaciones en el pueblo, que se ha distinguido por trabajar en unidad.

 Es así, que de manera paralela y en tranquilidad, se efectuaron ambos procesos; en la elección ordinaria se colocaron cuatro casillas, en Teremendo, Tzitzimacato, La Alberca y en Asiento de Piedra, donde de manera libre acudieron los ciudadanos a emitir su sufragio por alguno de los dos candidatos registrados: Javier Ramírez Sánchez, con la Planilla Café y José Estrada, con la Planilla Negra.

En este esquema de elección, fue José Estrada, quien resultó ser el ganador con un total de 193 votos, contra 146 de la Planilla Café.

En tanto, para la asamblea en la que se efectuó la designación por usos y costumbres, pese a la negativa del Ayuntamiento, en voz del edil, Raúl Morón Orozco, se sumaron más de 300 pobladores, los cuales propusieron a algunas personas para de ahí formar dos planillas integradas por Francisco Campos Rodeles (titular) y Martín Rodríguez Domínguez (suplente), así como la conformada por Martín Pérez Huape (titular) y Baltazar Reyes Hernández (suplente).

En este ejercicio, a los habitantes se les pidió colocarse del lado de las personas a quienes apoyasen, para entonces designar al ganador, quien resultó ser Francisco Campos Rodeles.

Una vez electos ambos representantes, tanto los asistentes a las casillas como a la asamblea se retiraron, no sin antes expresar la disposición para que no se divida a la comunidad, y por el contrario que se platique para definir quién será el nuevo auxiliar de la autoridad que los represente.