Coronavirus obliga a cancelar tradición de Los Correos en San Nicolás Obispo

0
1623

Una tradición de siglos enmarcada en la Semana Santa, se quedará en el recuerdo este año, ante las medidas sanitarias adoptadas para evitar la propagación del COVID-19, que ha arrebatado miles de vidas en el mundo, se trata de las representaciones de la banda de los judíos, correos, quema de judas y del toro, entre otras, que de forma única se viven en la Tenencia de San Nicolás Obispo.

La mayoría de los pobladores de la llamada “Capital del Molcajete” esperan con ansia cada año la celebración de la “Semana Mayor” que concluye con una “Martes de Carnaval” muy singular, sin embargo, en este 2020, la tradición que han visto pasar de generación en generación, no se realizará por primera vez en más de 300 años, que se estima comenzó a efectuarse.

 Desde el Jueves Santo es que suelen comenzar, con la representación de la banda de los judíos, quienes representan la paz y santidad que debe prevalecer en estos días, la conforman un grupo de personas que portan una máscara y un bonete, y detienen a quienes cometen alguna `fechoría´, para luego aprisionarlos en el `calabozo´ – el quiosco de la plaza-.

Durante el Jueves y Viernes Santo, la banda de los judíos mantienen el control, es así que mientras la música se escucha tocar, una gran movilización se observa en el pueblo, ya que los pobladores corren para evitar ser detenidos, al tiempo que dan motivo para ser perseguidos.

Para poder salir del `calabozo´, los presos deberán pagar una cuota de 5 pesos, y lo colectado se destina a la iglesia.

Al mediodía del Viernes, el vaivén se detiene, mientras las calles se visten de misticismo para atestiguar las tres caídas de Cristo, mientras los pobladores observan conmovidos el trato que recibe en su camino al Calvario por casi un kilómetro hasta llegar a las faldas del cerro del Águila, donde se presenta la crucifixión y muerte, custodiado por los mismos que apresan a los delincuentes, la banda de los judíos.

Luego vendría el Sábado y Domingo Santos, en que aparece en escena el torito de petate, mismo que será quemado el “Martes de Carnaval”, en el marco de la tradición denominada “Los Correos”, una forma muy peculiar de realizar esta celebración que en la mayor parte de México se efectúa previo a la cuaresma.

Ataviados con disfraces y el rostro cubierto, Los Correos realizan un recorrido por las casas, donde invitan a acudir a la plaza por su pedazo de tripas, y en respuesta se les otorgan comida o bebida.

En su trayecto portan huevos podridos, animales muertos, pájaros, gallinas u otros, que se habrán de lanzar durante el espectáculo en la que participan dos toros uno que sale desde el Domingo de Resurrección al que bailan las mariguías, y el otro de petate que traen Los Correos.

Acompañados de la música de banda, Los Correos y `el panzón´ o `papito pelón, custodiados por quienes portan botes en los que queman chiles cola de rata, alejan a los asistentes con el humo, mientras lanzan huevos podridos y/o animales muertos, lo cual es parte de la diversión y tradición, que este año se suspenderá.

Ya por la noche, se realiza la quema del toro de petate, al cual prenden como si fuera una antorcha, actividad con la que cierran las actividades de la Semana Santa en San Nicolás Obispo, cuyos habitantes ya han entendido que al menos por este año, y ante el riesgo que representa el coronavirus, es mejor quedarse en casa.