Coordinan acciones DIF y Sedesoh, para abatir la carencia alimentaria

0
764

  • Continúa la atención a niños y niñas de Morelia a través de “Alimentando sus Sonrisas”

A través del programa “Alimentando sus Sonrisas”, que implementa el Sistema DIF Michoacán, en coordinación con la Secretaría de Desarrollo Social y Humano (Sedesoh), el Gobierno de Michoacán intensifica sus acciones, para abatir carencias sociales y mejorar las condiciones de vida de las familias.

Desde el pasado 13 de noviembre, ambas dependencias trabajan coordinadamente, para acercar los beneficios de este programa a familias de diversas colonias de Morelia, a fin de garantizar una alimentación sana, variada y suficiente para las y los menores de 5 años.

A la fecha, se han distribuido más de 6 mil apoyos alimenticios, en las colonias: Melchor Ocampo, las Margaritas, Industrial, el Porvenir, Villas de Oriente, Presa de los Reyes, Ampliación Gertrudis Sánchez, Leandro Valle, Solidaridad, Mariano Escobedo, la Esperanza, San Nicolás Obispo, Ampliación Ignacio López Rayón, Eduardo Ruiz, el Durazno y Carlos Rivas.

A decir de Juan Carlos Barragán Vélez, titular de la Sedesoh, en Michoacán, se continúa trabajando en reducir los niveles de pobreza y generar las condiciones que aseguren el bienestar y acceso a los servicios básicos para la alimentación de las y los infantes, a fin de que se puedan desarrollar en un clima de paz y con mejores oportunidades.

En este sentido, el funcionario estatal recordó que Michoacán ha sido reconocido como el estado que más avance tuvo en el combate a la pobreza en los últimos dos años, al pasar de 55.3 en 2016 a 46 por ciento en 2018, según cifras del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

“Gracias a la implementación de políticas públicas eficientes y bien dirigidas, en tan solo dos años, logramos que 404 mil michoacanas y michoacanos salieran de la pobreza y 150 mil de la pobreza extrema”, apuntó.

Mencionó que este programa, tiene como objetivo contribuir al acceso de alimentos inocuos, nutritivos y adecuados a esta edad y está diseñado para beneficiar a niñas y niños entre seis meses y 4 años 11 meses, no escolarizados, en condiciones de vulnerabilidad, ubicados en zonas indígenas, rurales y urbanas de alto y muy alto grado de marginación y que no reciban apoyo de otros programas alimentarios.

Además, se brinda a los beneficiarios: atención médica, alimenticia, educativa, jurídica, por conducto de las diversas dependencias estatales y de la Fiscalía del Estado.