Atendamos el Reclamo Social y Hagamos Visible a la UMSNH por su Retribución a la Sociedad

0
250

En un dialogo permanente con la sociedad me doy cuenta en el día a día de los grandes desafíos que tiene por delante nuestra alma mater; desafíos sociales que demandan el entorno actual y que corresponden al quehacer humanista nuestra gloriosa Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.

Y es que existe un reclamo social y económico por falta de empleos, pobreza, desigualdad, inseguridad, inflación, falta de desarrollo, baja productividad en el campo, limitado acceso a servicios públicos de calidad, entre otros; en los cuales, sin duda la UMSNH podría coadyubar para mitigarlos, o incluso, dar solución a muchos de ellos.

Por eso es comprensible escuchar en algunos sectores decir que la Universidad Michoacana le queda a deber a la sociedad, pues conocen de nuestra capacidad e infraestructura pero que desafortunadamente no está siendo enfocada a resolver esas demandas que la sociedad expresa a gritos.

Por eso debemos comprender que en el contexto actual las funciones sustantivas de nuestra Universidad no pueden quedarse únicamente en la profesionalización (docencia), producción del conocimiento para publicaciones (investigación) y animación cultural (difusión de la cultura); sino que deben enfocarse a ese reclamo social para retribuirles a nuestra sociedad y estado esas sentidas demandas.

Sí el conocimiento que generamos y los profesionistas que formamos los articulamos a las necesidades y oportunidades del entorno dinámico existente, estaremos transformando verdaderamente con impactos positivos y tangibles el desarrollo social y económico de Michoacán.

Somos una Universidad fundada desde hace más 480 años; pero eso no implica que refrendando nuestra razón de ser no podamos actualizar nuestra cultura institucional y enfocar la docencia a la formación profesional que exige un mercado laboral cambiante; la investigación a la producción, socialización y comercialización del conocimiento; y la difusión de la cultura al rescate de nuestros saberes y proyección social de nuestra Institución.

Incentivemos la vinculación con el sector empresarial para responder a las demandas del mercado y establezcamos asociaciones para capitalizar el conocimiento científico y tecnológico que generamos. Con esta acción podríamos financiar la investigación e innovación Nicolaíta.

Pero, sobre todo hagamos más visible a la UMSNH por su servicio a la sociedad y recuperemos nuestros principios humanistas atendiendo ese reclamo social y mostremos la alta rentabilidad social que tenemos para el estado y país.

Dediquémonos a recuperemos ese sentido social de nuestra Universidad y dejemos de lado esos esquemas de plataformas políticas, pero sin callar esas voces críticas, éticas y morales que caracterizan a los Nicolaítas.

Somos una Universidad Pública (la Máxima Casa de Estudios de Michoacán), donde se deben formar los protagonistas de la transformación social y desarrollo de nuestra Entidad.

En nuestro origen esta nuestro compromiso de ser “Una Universidad al Servicio de la Sociedad”, Palabra de Nicolaíta.