Adhocracia, una Cultura de Colaboración entre Académicos al Servicio de la Sociedad y el Desarrollo de Michoacán

0
255

Me han preguntado cómo es que puedo atender diversos proyectos y dar resultados en todos ellos. La respuesta es: Trabajando de manera colaborativa en un “Modelo Organizacional Adhocrático”.

La adhocracia es un método organizacional que se basa en una estructura que no sigue los convencionalismos, ya que carece de jerarquía y reglamentos establecidos y por lo tanto es opuesta a la burocracia. Este modelo organizacional suspende las jerarquías y se centra en un solo objetivo: “concretar un proyecto en el menor tiempo posible”.

Se enfoca en la resolución de problemas mediante un trabajo colaborativo, y suele conformarse con equipos pequeños pero muy capaces, donde la experiencia y competencias son más importantes que la jerarquía, y en donde fluye la libertad y la creatividad; dando por resultado la innovación.

Este es el modelo que hemos adoptado en nuestro equipo de trabajo, pues nos brinda gran flexibilidad con un amplio margen de maniobra y poder de decisión.

Tenemos una estructura lineal donde todos somos iguales en cargo e importancia en cada uno de los proyectos que iniciamos. Esto fomenta el Liderazgo Inteligentemente Rotativo de acuerdo a las actividades y demandas del proyecto; es decir, cada quien lidereamos las acciones donde nuestro nivel de desempeño y capacidades aportan valor al objetivo del proyecto.

Con esta cultura de trabajo lo que fomentamos es la colaboración entre pares, donde interactuemos de manera autónoma, pero estableciendo una interdependencia positiva para resolver problemas.

Cuando analizamos un problema y logramos comprenderlo de manera compartida, fluyen las ideas y las propuestas de cada uno de los miembros del equipo, dando paso a la innovación y al planteamiento de nuevos proyectos, y en nuestro caso siempre enfocados al desarrollo y bien contextualizados en la realidad de nuestro Estado.

Nosotros entendimos que la cultura de trabajo adhocrático que hemos adoptado ha sido determinante en el éxito de nuestros proyectos, pero además nos ha dado una identidad positiva y de confianza con el sector social y productivo donde incidimos.

Por eso, ahora estamos formando a nuestros alumnos (los futuros profesionistas y posgraduados) en esta cultura colaborativa, estimulando en ellos una conducta innovadora.

Tenemos una gran compromiso y responsabilidad como académicos: “el desarrollo de jóvenes talentosos que asumirán el destino de nuestro país”.

Por ello a partir de esta cultura de trabajo impulsamos la formación y desarrollo humano de nuestros jóvenes para enfrentar los nuevos retos.

Como académicos estamos construyendo un nuevo paradigma, el trabajo colaborativo en un modelo organizacional adhocrático al servicio de la sociedad y por el desarrollo de Michoacán, #Palabra de Nicolaíta.