Cinco películas de Denzel Washington para divertirse y reflexionar

0
216

No son tiempos sencillos para nadie pero podemos hacerlos más llevaderos con una buena función de cine en casa y por ello estoy aquí de vuelta con algunas recomendaciones para estos próximos días.

Como quizás muchos lo sepan, una garantía de grandes actuaciones y películas de muy buena calidad la tienes cuando en el poster de la cinta que estás a punto de ver está como actor principal Denzel Washington, y aunque su filmografía es muy amplia y muy buena, yo hoy tan solo les voy a recomendar cinco títulos que para mi gusto son de lo mejor.

Si les gusta el género del suspenso, seguro van a disfrutar viendo la película “El Coleccionista de Huesos” en donde podemos ver a Denzel como un detective tetrapléjico que con la ayuda de una mujer policía, ayuda a detener a un asesino en serie que comete varios crímenes pero con la intención de dar un golpe final inesperado. Es un thriller muy bien hecho y lo van a disfrutar.

Si lo suyo es más la acción mezclada con el drama, entonces una buena opción para ustedes es Hombre en Llamas, esta película ocurre en México, en donde Washington interpreta a un ex agente de la CIA que está contratado como guardaespaldas de una niña a la que secuestran y obviamente hará todo lo que esté en él por rescatarla. Acción pura y bien protagonizada además la mancuerna que realiza este gran actor con Dakota Fanning es de lo mejor.

Ahora bien, si les gustan las películas que tengan que ver con los deportes, en específico con el futbol americano, les voy a recomendar una joya que es de mis favoritas de toda la vida y me refiero a Duelo de Titanes. Amo esta película porque está basada en una historia real, porque es muy amena y divertida tanto que aunque es larga no se siente pesada y tiene algunos giros y sorpresas que la hacen mejor. Aborda el tema del racismo ejemplificado en un equipo de futbol en el que pusieron al frente a Denzel Washington, y nos muestra como esos prejuicios van cayendo al interior y se proyectan en otros espectros mientras los valores de hermandad y unión van creciendo entre los jugadores. Está buenísima, el soundtrack es súper bueno y pegajoso, de verdad, no se van a arrepentir.

Pero si lo suyo lo suyo es el drama puro, les voy a sugerir dos películas que al menos a mí, me dejaron un remolino de reflexión por dentro y que cabe mencionar que le valieron nominaciones al Oscar a este gran actor (aunque no ganó por estos proyectos, si tiene dos Oscar como mejor actor pero por las películas Tiempos de Gloria y Día de Entrenamiento).

La primera de ellas es El Vuelo, a mi gusto, en esta película Washington está sublime. Todo, hasta su apariencia, habla de su nivel de compromiso con la historia, la cual nos narra que un piloto salva la vida de casi todos los pasajeros luego de que el avión presentara problemas en pleno vuelo, pero al hacer la investigación queda al descubierto una serie de imprudencias e irresponsabilidades que son llevadas a juicio y que en el mismo obligan a la reflexión, porque solo quien ha tenido adicciones y fuertes, puede darse una idea de lo que ese hombre pasó y la redención que tiene al final para mi gusto está llena de significados, de sentidos, que de verdad si la recomiendo.

Por último, otra película que a mí me gustó mucho aunque no fue muy taquillera es Roman J. Israel Esq. En este drama vemos a Washington interpretar a un abogado un poco o cuanto raro, con unos principios éticos y morales muy bien plantados y que gusta de ayudar a los que menos tienen pero que es llevado por la vida a un escenario en el que todo su mundo o su persona queda tentado y expuesto, y aunque para muchos es lenta o la historia no tiene la mejor narrativa, a mí me parece excelente la actuación de Denzel e insisto en la reflexión personal porque si, tiene mucho material para pensar, para caer en cuenta de tantas cosas, que aunque no sea una película que le encante a todos, por la simple actuación estelar vale mucho la pena.

Hasta aquí las recomendaciones de esta semana, no olviden que estar en casa no tiene por qué ser aburrido, sobre todo habiendo tanto bueno que ver y al alcance de un click.