“Justicia para el pequeño Gabriel” ideal para este puente de marzo

0
298

Por: Mariana García Cárdenas

Ya estamos de regreso en este viernes 13 de marzo que no augura mala suerte sino un necesario descanso y para pasar bien el rato ya saben que no puede faltar la recomendación de qué ver solo que una vez más, no en el cine sino en la pantalla chica.

Un caso que está en boca de muchos y que ha logrado despertar cientos de opiniones plasmadas en las diversas redes sociales, es la docuserie criminal que ofrece la plataforma de Netflix denominada “Justicia para el pequeño Gabriel”, misma que tiene como eje central el maltrato infantil llevado hasta su última consecuencia es decir la muerte.

El tema es fuerte sin lugar a dudas y es muy complicado mirarlo sin sentir empatía, horror por lo sucedido, deseo porque quienes lastimaron al pequeño Gabriel Fernández de tan solo ocho años de edad paguen por su crimen, el cual nos resulta aún más grave debido a que el pequeño fue abusado, torturado, golpeado, y asesinado por su madre y el novio de la misma.

Pero además del abuso infantil y sus nefastas conclusiones, el documental seriado en seis episodios, trata de mostrarnos que a Gabriel Fernández no solo le faltó el amor de su madre, quien en teoría debió protegerlo, sino que le falló el sistema de justicia en Estados Unidos, que es donde ocurre este caso, en el que queda de manifiesto que Gabriel podría estar hoy vivo y con una mejor calidad de vida si tan solo las autoridades competentes hubieran hecho bien su trabajo para investigar las constantes llamadas de alerta de su profesora de la escuela y otros más.

Justicia para el pequeño Gabriel es un trabajo de investigación periodística en el que los medios de comunicación sirven como denunciantes, se encuentran declaraciones de quienes atendieron al llamado al 911 la noche del 2013 cuando lo ultimaron a golpes. Está sustentado con declaraciones de trabajadores de la salud, familiares, abogados, amigos, y la profesora de su escuela, y vestido además con transmisiones de noticias de aquel momento así como fotografías e incluso declaraciones de sus hermanos que confirman la terrible situación que vivió Gabriel con quien además fueron más crueles por asumirlo y despreciarlo por una supuesta “homosexualidad”.

Lo sé, no es un tema bonito, pero la vida es así, tiene muchos matices y muchos de esos no son nada agradables, sin embargo me parece que ver este documental podría ayudarnos a abrir los ojos y la mente para entender lo grave que es el abuso infantil, para advertir lo mucho que podríamos ayudar si tan solo pusiéramos más atención o nos preocupáramos más por los demás, por los nuestros, vaya para dimensionar los alcances y tratar de en base a esto terrible que ocurrió, de buscar mecanismos o acciones que ayuden a evitar que más niños en el mundo vivan algo similar de lo que le tocó vivir a Gabriel Fernández.

Debido a que es un documental en serie, es decir en varios capítulos, les llevará o costará invertir mucho más tiempo del que destinarían a mirar una simple película, por eso creo que un buen momento para hacerlo es este fin de semana, en que muchos tendrán más tiempo de descanso debido al puente que se dará por la suspensión oficial de labores el próximo lunes 16 de marzo.

Así que nada, espero que quienes no han tenido oportunidad aún de ver este material aprovechen ahora para hacerlo, considero que será una buena manera de invertir su tiempo y que no se arrepentirán.